El Conseller d'Educació es compromet a pagar "una part important" del Bono-Llibre abans de final d'any

También a pactar con el sector el modelo de ayudas de próximos ejercicios 


Mauro Gómez, Secretari del Gremi de Llibrers de Castelló i Comarques, Teresa Esteve, Secretària Tècnica de la Federació Provincial del Comerç de Castelló, Francesc Ferrer, Secretari General d'Unió Gremial, Inmaculada Pérez Gil, Presidenta de l'Associació Provincial de Comerç de Papereria i Llibres de Castelló, José Ciscar, Conseller d'Educació, Gloria Mañas, Presidenta del Gremi de Llibrers de València, Jaime Francés, Gremi de Llibrers d'Alacant i Comarques, Vicenta Roig, Presidenta d'Unió Gremial de Llibreries i Papereries de València i José A. López Vizcaíno, President de l'Associació Provincial de Llibrers d'Alacant.

Representantes de todas las asociaciones de librerías y papelerías de la Comunidad Valenciana se han reunido esta mañana con el Conseller d'Educació, José Ciscar, para trasladarle la problemática generada por los impagos de la Conselleria por los "Bonolibros" y pedirle que se agilicen los pagos.

El Conseller ha comenzado la reunión pidiendo disculpas por el retraso en los pagos del Bonolibro, retraso que ha achacado a la falta de liquidez del Consell y asumiendo el daño que estos impagos están generando en las librerías y papelerías tradicionales. Ha señalado que el pago del Bonolibro es la prioridad de su departamento en estos momentos, junto con garantizar los gastos de funcionamiento de los centros, cuestiones en las que trabajan diariamente.

El Conseller ha asistido a la reunión acompañado del Subsecretario de la Conselleria, Jesús Marí, i del Director General de Ordenación y Centros Docentes, Rafael Carbonell.

El Conseller se ha comprometido a que la Generalitat pagará "una parte importante" del Bonolibro antes de fin de año y a que la totalidad de la deuda con los libreros estará saldada antes del 15 de febrero. El Conseller, que no ha dado garantías absolutas pero si ha mostrado una gran confianza en que así sea, ha vinculado esos pagos a la liquidez que espera obtener el Consell mediante la emisión de bonos actualmente en curso y a una segunda emisión prevista para enero de 2012. La deuda total de la Conselleria por el bonolibro asciende a más de 30 millones de euros.

Por otro lado, el Conseller se ha comprometido a mantener informado al sector, y a contar con sus opiniones, de cara a las modificaciones en el sistema de becas/ayudas públicas para el ejercicio 2012. Todas las entidades representadas se han comprometido, por su parte, a mantener una postura coordinada y común de cara a esas conversaciones con la Conselleria.

Al finalizar la reunión, los representantes de las entidades han acordado continuar en contacto permanente y esperar a final de mes para confirmar si se cumplen los compromisos del Conseller, decidiendo entonces las medidas a tomar en caso de incumplimiento.